viernes, 24 de octubre de 2014

OFENSAS, PROVOCACIONES Y PREPOTENCIA

 

Saludos.

Esta va por mí:

chustikov

Último artículo del Grupo Bético de Estudios Históricos, respondiendo a uno de los "Guardianes de la Memoria" palangana, especialista en ofender y provocar:
http://lastablasverdes.blogspot.com.es

Le recuerdo, Don Chusti (por enésima vez ya que y como en tantas otras cosas, usted no quiere entender), que hace mucho tiempo, casi dos años ya, que no soy uno de los Guardián de la Memoria. Fue un honor y un orgullo pertenecer a ése Grupo pero ya no. Eso, sin embargo, no me impide seguir investigando en la misma línea que ellos y tratando de aportar cualquier descubrimiento que contribuya a engrandecer la Historia de mi Equipo.

¿Especialista? Le diré lo que son ofensas, provocaciones y prepotencia. Y le diré en qué son ustedes verdaderos especialistas.

Llevan, un grupo de ustedes, una década (especialmente y muy por encima del resto de la Historia común) ofendiendo de manera directa al sevillismo y a su pasado. Casi diez años enfrascados en una cruzada imposible cuyos beneficios, para ustedes, siguen siendo nulos. Tanto esfuerzo y tanto trabajo no les reporta nada, no les hace más grandes, no les da más títulos, no les convierten en más antiguos… pero sobre todo, no logran acortar las distancias, las abismales distancias que nos separan. De hecho, cada día, cada temporada, la brecha se agiganta.

Más aún, con cada nuevo experimento, con cada nueva parida que se les ocurre, ahondan más en ése pozo oscuro en el que se han empeñado en sumergirse ustedes mismos, desde dentro. Sin ayudas externas, ustedes solos se descomponen. Y la única solución que se les ocurre es denostar a los demás en vez de organizarse adecuadamente, de construir un Club sólido, de superar la impotencia y la ineptitud de manera que logren las metas que logramos los demás. Cuando uno solo es capaz de ver enemigos externos y achacarle los males propios a los otros…

Le tenía , Don Chusti (y le sigo teniendo) por persona inteligente. Sin embargo, algunos de sus comportamientos son difíciles de digerir. Muy difíciles.

Ustedes, el grupo que ahora administra los estudios históricos del Real Betis (fuera del Club, le recuerdo, porque en eso también les llevamos un rato de distancia), adoptaron las ideas del Sr. Carmona como si de una biblia de tratara. Y si bien es cierto que hizo una grandísima labor de investigación (aunque muchas veces de manera mas que discutible), también lo es que antes que la razón le podía el corazón. Eso, en Historia, es letal porque la falsea irremisiblemente.

Aquel señor descubrió el libro de registro de 1909 y a partir de ahí montó toda una teoría que se adaptara a sus deseos y a sus anhelos, sin importarle mentir o hacer afirmaciones sin contrastar porque ello, ilusamente, se supone que les ponía a ustedes por encima, nos ganaban en algo.

Ustedes ganaron su Liga antes; ustedes, dicen, gozan de más simpatías que nosotros; ustedes presumen de número de aficionados, de fidelidad al Equipo… ¿y qué?

Consulten con ésos hermanos suyos en los colores y verán que la inmensa mayoría, si son sinceros, preferirían menos títulos morales y nuestras vitrinas. No se engañe, D. Chusti. No lo haga y no pretenda engañarnos a nosotros.

¿Y qué ocurre con los Estatutos de 1914? Pues como al Sr. Carmona le es imposible derribar ése muro, se inventa que son falsos. Así de simple y se queda tan pancho. Pero podemos consentir que cualquiera afirme lo que le parezca aunque sepa que es falso (no hay una ley que obligue a las personas a ser sinceras). Lo que no es de recibo que ustedes, los historiadores herederos, mucho más jóvenes, mejor preparados y tantos años después, sigan manteniendo el bulo. Insisto en que hay cosas muy difíciles de digerir.

Y provoca y ofende.

Ése admirado suyo, el Sr. Carmona, aparece en vísperas de nuestro Centenario de 2005 para soltar la bomba: el Real Betis es más antiguo que el Sevilla F.C. (registralmente, que dicen ahora, adaptando su discurso en función de las necesidades de cada día).

[Por cierto, parece que por fin logran distinguir entre “fundación” y “oficialización”. Les ha costado, pero bienvenidos a la razón a pesar de los continuos juegos de palabras]

Al Sr. Carmona, igual que a ustedes y porque les viene bien en sus teorías imposibles, no les parece importar que haya un montón de pruebas documentales, un montón y en tiempo real, que nos garantizan el registro de 1905, el que más tarde certificaran los Estatutos de 1914.

Las PRUEBAS y los DOCUMENTOS, no les sirven porque les desmontan sus historias inventadas desde Castilleja. Eso, Sr. Chusti, les deja poco espacio para el respeto en tanto que no son serios y ni siquiera lo parecen. Y cuando quisimos sentarnos en plano de igualdad para ESTUDIAR la Historia del fútbol sevillano (con todos sus aditamentos, buenos y malos), adivinaron que saldrían a la palestra muchas manchas oscuras del pasado, a veces vergonzantes, y acabaron unilateralmente con la iniciativa. Porque ustedes, como nosotros, tenemos un fondo documental importante. Sabemos de lo que tratamos. Ambas partes.

Si no se habla de ello, no existe y miramos al tendido o lo contamos a nuestra manera de forma que encaje en nuestro puzle mental. Lo vienen haciendo desde entonces y en más cuestiones (por ejemplo: aquel famoso serial sobre las conexiones sevillistas con el franquismo que fue, recuerden aunque no quieran admitirlo, total y absolutamente apisonado desde La Palangana Mecánica, con un listado insufrible de militares golpistas, muchos criminales de guerra incluidos, íntimamente ligados al Real Betis y con pruebas documentales irrefutables) La última, la desaparición de Blasco Garzón en el caso Sánchez Mejías solo por ser sevillista. En fin… no hablaremos de estilos porque cada uno se define a sí mismo.

Siempre, Sr. Chusti, debemos salir después a reajustar sus paranoias. Siempre. En eso también nos llevan ventaja.

¿Sabe, Don Chusti? Nunca se nos hubiera ocurrido decir nada de su Centenario de 2007 sabiendo, como sabemos todos (usted incluido) que fue un montaje ficticio, sin fundamento, sin nada que lo sustentase. No era asunto nuestro y quizás estén ahí las diferencias. Pero cuando deciden abrir la caja de Pandora, deberían haber sabido que les iba a diluviar a modo y manera. Y todos ésos intentos desesperados de buscar resquicios por donde hurgar, solo sirven para hacernos más fuertes y rescatarnos de nuestra “inocencia”. No, no volverá a ocurrir nunca más. Ahora sabemos que no tenemos interlocutores ni adversarios válidos. Solo enemigos acérrimos, viscerales, y como tal se les tratará porque no dejan lugar a otras posibilidades.

Nos acusan reiteradamente de “prepotentes” y puede que tengan razón. Puede que la tengan desde el momento en que hay un abismo de distancias entre ambos clubes.

No obstante, le pondré un buen ejemplo de prepotencia con el asunto Estatutos de 1914.

Como le decía más arriba, al Sr. Carmona se le infunde la idea de que son falsos. No lo sabe, no tiene pruebas, no los ha visto… pero le interesa para su teoría del registro de 1909 en que, supone, salen vencedores porque “tienen unos días más de antigüedad”.

Tal cual se les ha demostrado en muchas ocasiones (ésa teoría, de ser cierta que no lo es, insisto), tumbaría a varios clubes españoles. Pero como siempre miran al tendido, sin recapacitar suficiente porque eso les viene bien en sus deseos, les acomoda y no miden el alcance de sus apuestas. ¿Les han explicado a aquellos clubes que lo que realmente importa es la fecha de registro o eso solo sirve para el Sevilla?

Pues bien, han insistido hasta la extenuación en que enseñemos los Estatutos de 1914… ¿ve? Ustedes “exigen” que les probemos que su invento no se corresponde. De nada vale que se les diga: demuestren ustedes que son falsos. No vale, D. Chusti, y usted lo sabe.

Ustedes afirman una cosa falsa y nosotros debemos evidenciar nuestra inocencia. No ha lugar, señoría.

Y eso, D. Chusti, es PREPOTENCIA.

Dígame: ¿quiénes son ustedes para exigir nada? ¿Qué vasallaje les debemos? ¿De qué autoridad pretenden revestirse ante la que debamos inclinarnos y obedecer?

No hombre, no es así. Eso está bien para las tabernas, pero en Historia hay otros valores más serios y hay que respetarlos. Hay que tener pruebas documentales para hacer afirmaciones categóricas. Muestren ustedes sus evidencias o cállense.

Si pueden demostrar (que no pueden) que ésos Estatutos no son auténticos, háganlo. Pero no somos nosotros los que debemos comparecer ante ustedes porque se les ocurra cualquier chorrada. De ninguna de las maneras. ¿No lo entiende? Si, sabemos que lo entiende pero rectificar les es muy costoso. Imposible porque les echaría abajo los años de construir fantasías para escudarse de su insuficiencia.

Y no admitir errores también es PREPOTENCIA. No se le olvide.

Si todo lo anterior no fuese suficiente, Don Chusti, su obsesión (y la de los suyos) con lo de 1890 no tiene parangón. Se les está haciendo patológica.

¿Puede decirme en qué narices les afecta a ustedes? No me diga que es por lo del registro de 1909 porque ni usted se lo cree y usted, para éstas cosas, tiene amplias tragaderas.

Mucho me temo que las influencias del Sr. de la Costa de la Luz les están haciendo un flaco favor porque es un caramelo envenenado y con el tiempo lo descubrirán. Ése señor, debería saberlo, no hace amigos. Los utilizará, los está utilizando, en su propio beneficio y cuando ya no les sirvan, los tirará a la basura. Si no son capaces de ver eso mucho me temo que son más ciegos de lo que aparentan. Mucho más.

Claro que para ustedes, cualquier cosa que vaya en contra nuestra les vale. Sea lo que sea. De cualquier forma y aliándose con quien sea. ¿Cómo era aquel proverbio árabe?: “Los enemigos de mis enemigos, son mis amigos”. Genial.

Así funcionan sus mentes desde hace más de cien años. Nacieron para combatirnos y como donde deben vencernos (en los terrenos de juego) no pueden, intentan deslizarse por ésos atajos suponiendo, ilusamente, que llegarán a… ¿a dónde? ¿qué conquistan con ello? ¿qué titulo, honorífico, logran?

En cualquier caso, más de cien años intentando desbancarnos como líderes indiscutibles del fútbol andaluz, dice bien poco de sus capacidades. ¡Más de cien años!

No comprendo que no sean capaces de arreglar su propio Club y desperdicien tantas energías en intentar, lastimosamente, desprestigiar al nuestro.

Es lamentable, Don Chusti, pero recuerde lo que es insultar y provocar. Y ser PREPOTENTE.

1890-2015

Cuídese.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada